Cómo cambiar tu dinero para viajar al extranjero

Sin duda, cuando cambias dinero para viajar a otro país, pierdes dinero. Pero hay lugares más seguros y recomendables que otros. Vamos a echarte una mano y a darte consejos para viajar con dinero metálico en el extranjero.
Un chico va a cambiar dinero en el aeropuerto al viajar al extranjero

En esta guía vamos a ver la mejor forma para cambiar dinero cuando viajamos al extranjero, para minimizar o eliminar cualquier pérdida de dinero por cambiar tu moneda (en este caso el euro €) por la moneda local del destino.

Aunque parezca mentira, hay países modernos en los que muchos servicios no se pueden pagar con tarjeta. Los más avanzados en Europa, en cuanto al pago con tarjeta, son Inglaterra o Alemania, dónde prácticamente todo se paga vía tarjeta.

¿Dónde cambiar el dinero por la nueva moneda local?

Esta pregunta es muy frecuente, y es totalmente cierto, que muchas personas cambian el dinero en el peor de los sitios.

Hay que diferenciar dónde es más caro, y siempre, va a ser aquel que esté a la vista, nada más aterrizar en el avión o en lugares muy populares.

En la actualidad casi todos los sitios aceptan tarjeta, pero no en todos. Aunque parezca mentira hay países en los que los taxis se pagan en metálico.

Cambiar dinero en el banco

Puedes cambiar tu dinero antes de viajar pidiendo una cantidad a tu banco. Directamente hará el cálculo en el día en que lo solicitas y te cobrarán una pequeña comisión (pero siempre más bajas que en las casas de cambio). En unos días te enviarán tu dinero a tu casa a través de mensajería especializado.

Es una buena opción para minimizar el impacto, ser muy previsor y viajar con algo de dinero metálico para cualquier imprevisto.

Cambiar dinero en el cajero

Otra de las opciones es introducir directamente tu tarjeta habitual en un cajero en el país extranjero. Directamente tendrás el cambio en el dinero real o local del país, pero te cobrarán la comisión pertinente. En este caso son dos:

  • Una comisión por el cambio de divisas, que aplicará el banco con su comisión habitual para ciudadanos extranjeros (cada banco puede tener la suya),
  • Y otra comisión por sacar dinero en efectivo, como es habitual en cada cajero. Esta dependerá de si el emisor del banco es el mismo que el de nuestra tarjeta, que siendo en un lugar fuera de Europa lo normal es que sea propio y pagues una tasa muy alta.

En cualquier caso, se te informará de la operación antes de que aceptes, pero tendrás que seleccionar previamente tu idioma para evitar algún susto.

Aunque que parezca mentira, en países totalmente modernizados aún hay sectores que no aceptan tarjetas. Mejor cambiar dinero aunque sea poco para ir tranquilos el primer día.

Cambiar dinero en el aeropuerto

Es la opción clásica, tanto antes de embarcar como nada más aterrizar. Pero los aeropuertos tienen comisiones generalmente más altas. Con total seguridad acabarán siendo más altas que las de tu banco.

Pero en caso de no haberlo podido hacer, te recomiendo cambiar sólo un poco de dinero para cualquier emergencia. El caso es que puedas llevar 50 o 100€ en tu nueva moneda local.

Todo esto en caso de que no hayas podido cambiar dinero previamente o creas que vas a necesitarlo el día de llegada. Al fin y al cabo, las casas de cambio del aeropuerto abren las 24h y tienen un canon muy alto por estar dentro del aeropuerto. Y todo esto, se paga.

Cambiar en las casas de cambio

Es la opción visible y que personalmente no te recomendaría. Algunas pueden presumir de coste cero, pero no es real. Tienen comisiones, algunas muy altas y abusivas, algunas usan técnicas que rozan la falsedad y por último, muchas están vigiladas por otras personas que esperan a hacer un robo.

Por ello es mejor evitar este tipo de casas de cambio o hacerlo en un lugar extremadamente discreto, siempre vigilando quienes tenemos alrededor.

En estos casos es mejor que preguntes en tu hotel o alojamiento, ya que en la mayoría de ellos tienen opción a cambio (a veces gratuito).

¿Es mejor cambiar todo el dinero de golpe?

No, nunca.

Siempre es lógico llevar una pequeña cantidad y el resto en tu moneda habitual. Ya que en muchos lugares aceptarán euros a pesar de no ser la moneda local. Y lo peor, es que en caso de tener que recuperar tu dinero a euros de nuevo, volverás a perder dinero (y casi siempre es mayor la diferencia).

Mejor perder una parte muy pequeña de dinero poco a poco, que hacerlo una vez a la ida y otra para recuperarlo.

Pagar en el extranjero con tu tarjeta de débito o crédito

Evidentemente siempre puedes pagar todas tus compras vía tarjeta, con la que suelas usar. En el extranjero puedes usar perfectamente Visa, American, MasterCard, etc. Sólo que verás reflejado el cargo en tu cuenta con el cambio pertinente, y seguidamente una pequeña comisión por el cambio.

Esto es un % muy pequeño del total, pero que lentamente irás perdiendo dinero. Por ello surgieron las tarjetas de recarga o prepago para viajeros. Es el caso de tarjetas como N26 o Revolut, que debes tener sus aplicaciones sí o sí.

Tarjetas prepago o de recarga

Estas tarjetas funcionan de una manera simple, recargas dinero a través de tus tarjetas y automáticamente te permite pagar en la moneda local con el mínimo de pérdida. Luego puedes descargar la tarjea y recuperar tu dinero en la misma tarjeta con la que la recargaste.

Estas empresas cobran la comisión más baja que suele ser apenas céntimos (por ejemplo el céntimo al alza). Además, sus apps tienen un conversor de moneda en tiempo real con el cambio que aplica ese mismo día.

Y por supuesto, evitarás cualquier tipo de fraude al no ser una tarjeta con saldo corriente si no con recargar que tu metes manualmente. Cuando se te acabe, metes más y siempre poco a poco.

También puedes consultar las divisas en tiempo real en la web de Xe. Así tendrás acceso al cambio real y podrás comprar con la casa de cambio que encuentres en destino o en el aeropuerto. Y para todo lo demás…. ¡Bob Travel!

Deja una respuesta

Do you have any doubts? Leave a comment. We'll get back to you within 24 hours.

¿Viajas y quieres contratar el servicio de recogida y facturación a domicilio?

Selecciona la aerolínea con la que viajas:

¿Tienes dudas con tu reserva? Visita el Centro de Ayuda o contáctanos.